Rehabilitación cardiaca en el mayor

Rehabilitación cardiaca en el mayor
El continuo envejecimiento de la población, junto con la alta prevalencia de la enfermedad coronaria en edades avanzadas, obliga a incrementar las medidas de Prevención primaria y secundaria, para una población que representa hoy el 17% (7 millones).
Los programas de Rehabilitación cardiaca han demostrado sus beneficios, logrando mejorar la calidad de vida y disminuyendo la morbi-mortalidad. En sus inicios, se excluían los pacientes mayores de 65 años, y en la actualidad se considera totalmente indicada su inclusión, describiéndose mejorías similares a pacientes más jóvenes.
En Estados Unidos el 50% de los pacientes coronarios accede a estos programas, en España la Rehabilitación Cardiaca está poco extendida, basta reconocer que en Granada solo existe un Hospital que tenga Rehabilitación.
La OMS (1964) la definió así: “La Rehabilitación Cardiaca es un conjunto de métodos que tienen como objetivo asegurar a los cardiópatas una condición física, mental y socia, óptimas que les permita ocupar por sus propios medios un lugar tan normal como les sea posible en la
sociedad.

Los Programas de Rehabilitación son sistemas terapéuticos multifactoriales compuestos por:

Ø Protocolo de entrenamiento físico.
Ø Protocolo psicológico.
Ø Consejo laboral.
Ø Control de los factores de riesgo.
Ø Protocolo antitabaco.
Ø Protocolo de educación sanitaria.
Ø Consejo sexual: disfunción eréctil.
En el mayor, el ejercicio físico tiene que tener unas características específicas, en función de la edad: eliminar saltos, trotes y carreras si hay problemas osteoarticulares. Eliminar juegos o ejercicios con riesgo de traumatismos. Evitar ejercicios competitivos. Periodos de calentamiento y enfriamiento prolongados. Entrenamiento aeróbico individualizado: caminar, nadar, bicicleta.

Los objetivos de la Rehabilitación Cardiaca son:

1. Sobre la calidad de vida: aumentar la capacidad física, controlar trastornos psicológicos (miedo, ansiedad, depresión). Normalización de la actividad social y sexual. Reincorporación laboral.
2. Sobre el pronóstico: Disminuir la incidencia de reinfartos. Reducir mortalidad y muerte súbita.

Las indicaciones de la Rehabilitación cardiaca son:

1. Enfermos coronarios: Infarto, angina, bypas aortocoronario.
2. Trasplante coronario (cardiaco).
3. Pacientes vasculares operados.
4. Con insuficiencia cardiaca controlada.
5. Pacientes con marcapasos y DAT. (desfibriladores autoimplantables).
6. Sujetos sanos con: «Factores de riesgo coronario, Los que quieran iniciar actividades deportivas»

Los efectos beneficiosos de un programa de Rehabilitación Cardiaca se obtienen en tres niveles.

I. Controlando los factores de riesgo de cada persona.
II. Nivel psicológico y social: disminuyendo el nivel de estrés, intentando modificar el patrón de personalidad tipo A.
III. Nivel físico: el entrenamiento físico produce diversos cambios y efectos beneficiosos:

a) Nivel muscular: aumento de mitocondrias, mayor contenido en mioglobina, mayor contenido en enzimas oxidativas.
b) Nivel cardiocirculatorio: menor frecuencia cardiaca y presión arterial a esfuerzos submaximos (220 – edad) 50%, aumento en el umbral de angina, incremento en la circulación colateral, mejoría en la función ventricular, menor incidencia de arritmias, regresión de la aterosclerosis,
c) Nivel hemático: descenso del colesterol total, LDL (malo) y triglicéridos. Aumento del HDL (bueno). Mejor control de la glucemia en diabéticos. Aumento de la actividad fibrinolitica.
d) Nivel respiratorio: disminución del trabajo respiratorio, mejoría de la cinética diafragmática.
e) Nivel psicológico: disminuye ansiedad y depresión. Aumenta autoconfianza y ganas de vivir.
f) Disminuye: obesidad, incidencia de arritmias, hipersecreción neurohormonal, hipersecreción catecolaminica.

La historia de la Rehabilitación Cardiaca es muy antigua, pues ya Heberden en el siglo XVIII, que fue el que descubrió la angina de pecho, tiene un texto que decía: “un leñador de la campiña inglesa sufría de angina de pecho y mejoró de la misma serrando madera durante media hora diaria”. Posteriormente durante los siglos XIX y XX se tiende a utilizar el reposo en cama prolongado.
Hoy no cabe duda de que la movilización precoz y el ejercicio físico controlado es lo que mejor podemos hacer por los enfermos coronarios.
Son pocos los estudios que hay en mayores (Opasich, Williams, Lavies) y en España (Maroto y De Pablo). Todos muestran los beneficios de la Rehabilitación Cardiaca.

Dr. José Luís Marti García
Cardiólogo

1 comentario:

curso rehabilitacion dijo...

me parece una medida adecuada teniendo en cuenta que los problemas cardíacos son la principal causa de muerte no solo en España sino también en el mundo.